Home » Actualidad » La organización de una empresa

La organización de una empresa

Rate this post

La organización de una empresa es la función administrativa que estructura e integra a las distintas unidades y los recursos de una empresa, así como sus atribuciones y relaciones con cada eslabón de la cadena productiva.

Es la segunda función administrativa después de la planeación y antes de la dirección y el control. Ayuda a  mejor asignación y un uso más eficiente de los recursos de la empresa necesarios para llevar a cabo las actividades y tareas necesarias.

También está a cargo de la coordinación entre las diferentes unidades orgánicas de la empresa, y del control del desempeño del personal así como de los resultados.

Una forma de favorecer esta coordinación es la utilización de un manager software, un sistema que controle todos los procesos, evitando tareas redundantes que afectan a la producción y al buen clima laboral. Este es un aspecto clave en la organización de una empresa.

Empresas con clima organizacional positivo

Para contar con una óptima organización de una empresa es esencial tener a los trabajadores trabajando en las mejores condiciones, ya que se traduce en mayor productividad y un escenario favorable para su desarrollo profesional.

Una estructura organizativa muy vertical, por ejemplo, con una larga cadena de mando y tramos de control corto no favorece el trabajo en equipo. Si queremos favorecer la autonomía de cada tarea, es preferible una organización más horizontal, que permita interacciones entre miembros de distintos equipos.

La estructura organizacional influye en la cantidad de reglas, procedimientos, trámites y otras limitaciones a los trabajadores en el desarrollo de su trabajo.

Un ambiente de trabajo positivo es beneficioso para una empresa y para sus empleados. La creación de un ambiente de trabajo positivo puede ayudar a mantener una alta productividad, de tal manera, usted debe mantener a sus trabajadores felices. Existen muchas formas con las que un negocio puede crear y mantener un ambiente positivo en la oficina, contribuyendo a la buena organización de una empresa.